Cuando te levantas por la mañana de la cama, ¿te duele la cabeza y sientes la tensión en tus músculos faciales? Es muy posible que sufras de bruxismo y por ello debes descubrir qué es y cómo tratarlo. Lee hasta el final…

Bruxismo: ¿Qué es y porqué aparece?

El bruxismo es, por lo demás, rechinar y apretar los dientes. Esto ocurre con mayor frecuencia durante el sueño y es causado por la hiperactividad de los músculos maseteros. Debes saber que este es un problema al que se enfrentan muchas personas de todas las edades.

Muchos de ellos lo desconocen, especialmente en las primeras etapas, y a menudo la reacción aparece solo cuando los síntomas ya son muy molestos.

En ese caso, el problema más acentuado de bruxismo se observa en personas de 25 a 45 años. Sin embargo, sucede que los niños también rechinan los dientes.

El bruxismo está clasificado como una enfermedad de la civilización y quienes luchan con este problema ha crecido desde la década de 1990.

Desde entonces, el estilo de vida de la mayoría de las personas ha cambiado significativamente, siendo especialmente más estresante. Además, muchas personas ignoran su condición y no buscan ayuda.

Esto es un gran error porque el bruxismo no tratado puede tener muchas consecuencias graves, no solo dentro de la boca, sino también fuera de ella. Por ello, los primeros síntomas deben consultarse inmediatamente con un dentista, el cual ordenará el tratamiento adecuado.

Bruxismo: ¿Cómo reconocerlo?

Los que sufren de bruxismo a menudo encuentran sus mandíbulas más cuadradas y masivas, que antes del inicio de la enfermedad. Esto se debe a que cuando una persona rechina los dientes o los aprieta, suele apretar el masetero (los principales músculos masticadores).

Es por eso que, en las personas afectadas por bruxismo, hay cambios en el área de la mandíbula. Esto puede provocar inflamación alrededor de los dientes y las encías, y una serie de consecuencias desagradables, por ejemplo, la pérdida de dientes.

También puede desarrollarse una infección sistémica, sepsis o shock séptico. Además, el bruxismo conduce a cambios inflamatorios en las articulaciones temporomandibulares y luego a su degeneración y destrucción.

Esto da como resultado una restricción significativa de su movilidad, que puede estar asociada con dificultades en la ingesta de alimentos. También aumenta el riesgo de otras complicaciones, como microembolias pulmonares y micro impactos en el cerebro.

Por lo tanto, el bruxismo afecta negativamente a todo el cuerpo y, si no se trata como es debido, conduce a complicaciones graves.

Con el tiempo, la tensión muscular pasa de los músculos faciales a la columna y las dolencias dolorosas se extienden a otras áreas. Por ello, debes prestar atención a los primeros síntomas que pueden indicar bruxismo.

Bruxismo: Síntomas comunes

Las personas que padecen bruxismo pueden apretar los dientes hasta 10 veces más fuerte que cuando muerden. Por tanto, los síntomas no solo son visibles en la boca: el bruxismo se diagnostica en el consultorio del dentista.

Aquí, un especialista puede notar cambios perturbadores en la boca, que incluyen superficies dentales desgastadas, esmalte agrietado (que exponen las raíces de los dientes) o hipertrofia de la mandíbula.

El propio paciente también puede quejarse de dolor en la mandíbula (especialmente severo después de despertarse), así como dolor en las cuencas de los ojos o tinnitus.

Los síntomas también se sienten en los músculos. Las personas que padecen bruxismo pueden tener problemas con calambres musculares frecuentes, dolores de cabeza, dolor de cuello y sien.

¿Qué significa rechinar los dientes?

El rechinar de dientes puede ser consecuencia del deterioro de la salud, así como de maloclusiones y defectos bucales.

Por lo tanto, vale la pena acudir a un dentista que verificará cuidadosamente el ajuste de los empastes, las dentaduras postizas o las coronas, así como la corrección de la mordida.

Rechinar los dientes también puede ser una reacción al estrés y la tensión severa. Esto puede significar tanto problemas nerviosos como mentales: depresión, ansiedad, personalidad, neurosis.

¿Cómo curar el bruxismo?

El bruxismo es un duro oponente y su recuperación es un proceso bastante complicado, y en ocasiones requiere la ayuda de muchos especialistas.

El primero de ellos, sin duda, debería ser un dentista que evaluará en detalle el estado de los dientes y, si es necesario, rellenará las caries e igualará la mordida.

El dentista también puede sugerir el uso de una férula de relajación, es decir, una superposición especial ideal para las arcadas dentales que protege el esmalte contra la abrasión.

La férula de relajación también está destinada a relajar los músculos y, como resultado, cambiar los hábitos: esto lo realiza un protésico.

Además, es posible que la ayuda de un ortodoncista que corrija la maloclusión con un aparato de ortodoncia, también sea de mucha utilidad.

La inyección de una sustancia en los músculos maseteros, también puede ser un método útil para tratar el bruxismo. La mayoría de las veces, el Botox se usa para este propósito.

El objetivo de esta acción es bloquear temporalmente el flujo del impulso nervioso, lo que a su vez reduce la tensión muscular.

Si la causa del bruxismo está relacionada con el estrés de larga duración, conviene utilizar técnicas de relajación (yoga, meditación). Además, se recomienda buscar la ayuda de un psicoterapeuta.

También será una buena idea visitar a un fisioterapeuta. Esta solución se recomienda especialmente cuando el bruxismo es causado por un tono anormal de los músculos maseteros o disfunciones en las articulaciones temporomandibulares.

¿Por qué el niño rechina los dientes?

La causa del rechinar de dientes en los niños, puede ser la misma que en los adultos. Sin embargo, la causa de esta dolencia en los más jóvenes es una bacteria llamada oxiuros.

En este caso, es una enfermedad que es causada por el descuido de la higiene. Además, un niño con oxiuros, también puede infectarse por inhalación.

El rechinar de dientes causado por la enfermedad, puede ocurrir tanto durante la noche como durante el día. Por otro lado, el bruxismo aparece con mayor frecuencia en niños menores de 6 años.

El problema de rechinar los dientes no se puede tomar a la ligera, ya que ignorar el problema puede incluso conducir a la pérdida de la dentición, así como a serios problemas en las articulaciones.

Para más detalles, observa nuestra web o comunícate con nuestra clínica dental en Majadahonda.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies