El cepillo de dientes es uno de los principales accesorios de higiene personal y el cual se usa con mucha frecuencia. En ese sentido, escoger el más adecuado es realmente importante para cuidar la salud dental. En este artículo trataremos de aclarar las diferencias que existen entre el cepillado eléctrico y el cepillado manual.

Muchas personas no saben si escoger el manual o el eléctrico, debido a que desconocen sus ventajas. Es importante mencionar que ambos cumplen bien la función de limpiar los dientes, pero el eléctrico se destaca por sus beneficios extras y algunas diferencias ¿Quieres conocerlas?

Ventajas de los cepillos de dientes eléctricos

Aunque el eléctrico tenga mayores ventajas, el manual no debe ser descartado, siempre y cuando se use de la manera correcta.

  • Más movimientos:

Los eléctricos permiten que, al momento de cepillarse, se hagan dos movimientos al mismo tiempo. Es decir, el lateral que hacemos con nuestra mano, y el rotatorio, que hace su cabezal. Por lo tanto, permite conseguir una mejor y más profunda limpieza.

  • Especiales para la forma de cada diente:

Hay algunos eléctricos que tienen un mecanismo que se adapta a la forma del diente. En ese sentido, permite que se logren alcanzar zonas más complicadas, las cuales con uno manual serian difícil o imposible.

  • ¡Adiós a la placa!

Los eléctricos ayudan a eliminar en mayor cantidad la placa bacteriana, esto quiere decir que son más eficientes en los resultados que se obtienen.

  • Menos abrasión:

Muchos tienen un mecanismo que permite el control de la presión que se ejerce sobre el diente, lo que hace que la abrasión sea menor.

  • Señal con sonido o vibraciones:

Una gran mayoría tiene una señal que ayuda a que el cepillado se haga el tiempo que determina la organización mundial de la salud.

  • Mejor y mayor acceso:

Los eléctricos tienen cabezales más pequeños que los manuales, lo que permite el acceso más fácil a las zonas posteriores. Su cabezal tiene una buena velocidad y por eso no es necesario apretar mucho para limpiar.

  • Fácil de usar:

Se consigue una excelente limpieza bucal y con menos esfuerzo que con los tradicionales. Son cepillos aptos para personas de avanzada edad e incluso para niños que ya mantienen su rutina dental correcta y saben cepillarse bien.

Ventajas de los cepillos de dientes manuales

Los manuales son los más comunes, y lo más importante para usarlos es que se haga de la manera correcta para que realmente cumplan su función.

  • Tamaño:

Tienen cabezales de buen tamaño y un mango de fácil agarre, para facilitar los movimientos que realiza la mano para el cepillado.

  • Precio:

Comparado con el eléctrico, son mucho más accesibles económicamente.

  • Prácticos:

Son cepillos muy prácticos al momento de viajar, debido a que no requieren ser cargados. Por lo tanto, no tendrás que llevar el cargador ni temer a que este se olvide en casa.

¿Cuál es el mejor cepillo?

Cualquiera de los dos es realmente eficaz, y por ello es difícil tomar una decisión. Sin embargo, como se ha mencionado, los eléctricos pueden llegar a ser más efectivos. Pero no se debe ignorar que tienen un importante factor en común, ya que ambos deben cambiarse al paso de los tres meses, o en caso de que se observe un desgaste fuerte en sus cerdas.

Los manuales deben desecharse y reemplazarse por uno nuevo. En cuanto a los eléctricos, se les cambia el cabezal. Muchas veces en ambos tienen sus cerdas con algún color, y cuando se ve que ha cambiado o se aprecia una diferencia, es momento de hacer el cambio.

Elige el mejor cepillo para ti

Para elegir el mejor, se recomienda que sus cerdas sean suaves, es decir, de nylon y que sus puntas sean redondeadas. Esto es para que, al momento de cepillarse, el esmalte de los dientes no se dañe. Por tal motivo, debe ser suave para que cumpla su función, pero que no dañe las encías ni que estas sangren al cepillarse.

Hay ciertas situaciones donde es importante evitar el eléctrico y optar por uno manual. Esto sobre todo en caso de cirugías dentales. También se recomiendan para los niños que están aprendiendo a cepillar, debido a que les facilita el proceso para crear su rutina diaria.

Recordemos que cepillarse como debe ser ayuda a la prevención de diferentes tipos de enfermedades bucodentales, y tanto el eléctrico como el manual pueden lograrlo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies